• CAPE TOWN ITU SPRINT AFRICAN CUP


    -"Vamos más a la izquierda, está claro que es un poco más corto. Y atento, en cualquier momento dan la salida, esto es África"- Ramón y yo callamos décimas antes del bocinazo de salida.

    Marea baja, corremos y corremos sobre el agua antes de poder nadar. No soy demasiado rápido, pero me concentro en aguantar corriendo el máximo tiempo posible y no perder el equilibrio. En mis primeras cuatro brazadas ya me siento con fuerza. Mucha fuerza. Me siento sobre el agua más que dentro de ella. La capucha BARRACUDA me aísla un poco más, pero los 13ºC del Atlántico son así soportables. Primera boya, momento crítico salvo que estés en cabeza. No llevo ni el primer golpe, rebaso por dentro a Pedro Miguel, voy nadando sobre la 8ª posición.


    Tras enfilar el segundo giro, nos enfilamos hacia tierra. El amanecer, son las 7h de la mañana, es precioso con la Table Mountain al fondo vigilándonos. Reconozco delante de mí a Poliansky, que gran inicio de prueba, pienso. Hacia el final hay que jugar a surfear sin tabla. Hasta me paro un segundo para que su fuerza me lleve hasta la orilla. Me equivoco. Su fuerza me lleva hasta el fondo. Choco con la arena, pierdo tiempo y me gano un pequeño mareo.
    Son escasos segundos, quizá hasta décimas, pero he perdido mi posición ventajosa para estar en la línea roja. Corro como puedo hacia boxes. El gran grupo está unos metros delante de mi. Tiro neopreno, gorro, capucha y gafas en la cesta. Me abrocho el casco. Salgo a correr con mi MASSI en la mano. Va a costar enganchar el tren. Pedaleo con todas mis fuerzas, no están lejos. Me sobrepasa, como un avión, el namibio Louw. Tras retorcerme y retorcerme un poco más, cojo el billete de pasaje en su estela. Alcanzamos un trío que igualmente se ha quedado fuera del gran grupo. Justo cuando los dos triatletas que me preceden chocan y están apunto de besar el suelo. Freno, instintivamente. Se me aparece un hueco de 10m que debo cerrar; que debo y no puedo cerrar. Me vuelvo a retorcer, pero mis piernas no quieren saber de más sufrimiento. Pedaleo solo. Derrotado. Por momentos estoy aturdido, mi cabeza no se explica todo esta agonía innecesaria. Estaba nadando en cabeza, sintiéndome agusto... ¿Donde está el botón de resetear y volver a empezar?

    Último vagón, última esperanza. Tissink, séptimo en el último Ironman de Hawaii, comanda un grupo de cuatro valientes que no pierden la esperanza. Yo, como puedo, intento convencer a mi cabeza de que hay que seguir apretando. Estamos volando, si delante se paran un poco, entraremos en carrera. Por el ecuador de la bici, nos cantan 40" de desventaja. El italiano Hofer y el sudafricano Naude también colaboran. Yo hace tiempo que parezco ver todo como espectador.

    Km15, ¡enganchamos el primer grupo! Todo ha vuelto a empezar, salvo porque llevo una paliza descomunal en mis piernas y porque mi cabeza sigue desconcertada. El último km siempre es brutal. Intento meterme en batalla, la gente está nerviosa y se prevé alguna caída. Lo intento, sin mucho éxito. Al bajarme de la bici estoy en la cola. Calzo mis NEW BALANCE con ganas de volar. Hoy no es el día. Las primeras zancadas hablan de mucha fatiga, hasta apatía. Me concentro, sufro, vuelvo a sufrir. -"Venga, zancada corta, alegría"-, pienso. Y de verdad que sufro, más que cuando corro un minuto más rápido luchando con los mejores. Aquí no hay adrenalina que me vuelva fiera. Además lucho contra la cabeza y su extraña apatía. Creo que mi carrera se ha quedado en esa ola.

    20º, al menos cierro el top20 que otorga puntos para el Ranking Mundial. Mi sexta prueba ITU consecutiva donde lo consigo. Pero mis metas miran un poco más arriba. Todo llegará, es solo la primera carrera de un largo año. El deporte va más allá de ganar o perder, es la oportunidad de conocerse mejor a uno mismo. Un mundo donde la palabra superación gobierna por decreto. Donde la fuente de energía, limpia e inagotable, es la ilusión.
  • MI ENTRENADOR

    José es mucho más que un entrenador. Lo que se suele decir un consejero, un padre, un amigo. Además de conocer como nadie sobre el entrenamiento y el rendimiento, su punto especial es el día a sía a su lado. Una mirada es suficiente para que sepa lo que estás viviendo y lo que necesitas. Es un orgullo poder seguir creciendo a su lado.

    ADDRESS

    SHIS QL 16 Conjunto 5 Casa 18.
    71640-255. Brasília. DF. Brasil

    LG Piñeiro De Villestro 38. 15896-Santiago De Compostela. Galicia

    EMAIL

    antonruanova@antonruanova.cc
    antonruanova@gmail.com

    MOBILE

    Only Whatsapp
    +34 656 914 531