• COPA DE EUROPA PREMIUM DE BANYOLES

    Respiro cada cuatro brazadas. Fuerza. Acabo de saltar desde el pontoon de salida. A los 50m, cuando mis músculos y pulmones piden un respiro, miro hacia adelante para situarme. -"¿Cómo nos puede quitar ya tres cuerpos el eslovaco Varga?"-. El canadiense Bird está a mi altura por la derecha. Por mi izquierda todos intentan coger la estela del eslovaco. Decido irme hacia la izquierda buscando la protección del grupo.

    Hemos pasado el primer momento crítico, la salida. Estamos en Banyoles, nadando en su precioso lago. Una acogedora ciudad organizando con nota la Copa de Europa Premium. Al ir bien colocado, el paso por las boyas apenas acarrea golpes. Sigo concentrado y confiado. Nos acercamos al final del primer giro. Tocamos tierra en la plataforma de salida, sin tiempo a pensar corremos sobre la alfombra azul que nos devuelve al lago. Me da tiempo de escuchar al speaker cantando mi 8ª posición.

    Vuelvo a saltar con ganas para inicar el segundo giro. Tantas ganas que caigo encima de Jorge Naranjo. Se me caen las gafas. Intento colocarlas mientras pierdo mi lugar. Ahora tengo a un australiano sacándome hacia fuera, los dos peleamos durante 400m por la protección de unos buenos piés que nos ayuden a avanzar. Tarde, pero me doy por vencido, le paso por encima para entrar en el medio del grupo. Ya quedan pocos metros de natación, la gente se pone más tensa. Lo que era un ordenado grupo, se vuelven varias batallas donde todos quieren progresar. Nadamos ocupando todo el ancho de la plataforma de salida.

    Momento de tensión. Corremos poseídos hacia nuestras bicicletas. -"¿Por qué veo todo tan borroso?"-. Mier... Me acuerdo de cuando se me descolocaron las gafas, ¡acabo de perder una lentilla! Toca sufrir, más. Ya pedaleo sobre mi MASSI. Larga hilera de triatletas en este bonito y rápido circuito ciclista. Ya tengo todo el desarrollo metido, ¡vamos a más de 55km/h! El grupo cada vez es más grande. Atrapamos a los escapados Javier Gómez y Varga, y somos atrapados por otros compañeros. La rapidez del circuito hace fácil viajar en un grupo que solo se estira en el callejeo entrando en Banyoles.
    Intento situarme en la mitad delantera del grupo evitando gastos innecesarios de fuerzas. No siempre lo consigo. No me olvido de hidratarme bien. Los últimos kms sí son duros. Ricardito, Pakillo y el italiano Fachinetti se escaparon por delante. En el grupo la batalla por entrar bien colocados a la zona técnica se acrecenta. Aun no tengo ni suficientes fuerzas ni suficiente confianza para desenvolverme con soltura en la pelea.

    Me concentro para transicionar rápido. Casco dentro de la cesta. Mis NEW BALANCE comienzan a devorar kms. Salgo muy rápido buscando un buen grupo donde cobijarme. A los 500m mis isquitibiliales se empiezan a quejar. Intento cambiar la zancada... tengo que parar. Por dos veces estiro y empiezo a correr con calma. Esos segundos son vitales en una carrera rápida. Cuando vuelvo a correr voy penúltimo del gran pelotón de cabeza. La parada, el verme tan atrás y sobre todo mi visión con una lentilla perdida en el lago, me descentran. Voy sufriendo. Siempre se sufre más cuanto peor va todo.
    Intento progresar, pero mis piernas o cabeza no me acompañan. Veo a un australiano parar delante de mi. Pienso en acompañarlo, poner fin a esta agonía sin premio. Me intento centrar. Entrecierro los ojos para ver solo hacia delante. No voy cómodo, me siento contracorriente. El ritmo me parece cansino... pero empezamos a remontar.

    Empezando la útlima vuelta entramos en el top20. Sigo pegado al ruso Sisoev, cada vez somos más los que nos subimos a su vagón. Le dejo hacer hasta los últimos 500m que decido lanzar el primer ataque. Yo voy mal, pero seguro que los demás también. Trato de romper el grupo antes de sprint final. Alarza y Uxío se descuelgan unos metros. Enfilando la útlima recta casi atrapamos a otro grupo de triatletas. El resultado es un espectacular sprint de 300m. ¡En menos de 10 segundos entramos 8 triatletas! Ahí me adelanta el bravo Uxío (13º), y nos quedamos a un paso de Jorge Naranjo (10º) y Mola (9º).

    La agonía del sprint se me ve en la cara al cruzar la meta. El agua resbala por mi cara calmando los martilleos del corazón. Estoy muy contento con esta 15ª plaza. Sin esos segundos perdidos por los calambres y/o con una mejor transición podría estar hablando de algo muy grande. Pero, pese a todo, esos 32´16" en los 10km, y el regreso tan rápido a sentirme competitivo, me dejan un gran sabor de boca. ¡Esto no se para!

  • MI ENTRENADOR

    José es mucho más que un entrenador. Lo que se suele decir un consejero, un padre, un amigo. Además de conocer como nadie sobre el entrenamiento y el rendimiento, su punto especial es el día a sía a su lado. Una mirada es suficiente para que sepa lo que estás viviendo y lo que necesitas. Es un orgullo poder seguir creciendo a su lado.

    ADDRESS

    SHIS QL 16 Conjunto 5 Casa 18.
    71640-255. Brasília. DF. Brasil

    LG Piñeiro De Villestro 38. 15896-Santiago De Compostela. Galicia

    EMAIL

    antonruanova@antonruanova.cc
    antonruanova@gmail.com

    MOBILE

    Only Whatsapp
    +34 656 914 531