• CAMPEONATO DE ESPAÑA ELITE

    Este fin de semana era la cita clave, esa fecha marcada con verde esperanza en el calendario. El Cto. de España Elite suele poner el cierre a las temporadas y sabemos que de el depende ese regusto final. Unas veces es la guinda de un gran pastel, y otras es el amargo limón que cicatriza una nueva temporada. En este Cto. de España sufrí, peleé, disfruté, lloré, reí,... y aprendí. Aprendí que algunas carreras se ganan antes de la salida. Como rezaba la entrada anterior del blog, justo el día anterior a la carrera, la confianza previa hizo que el domingo partiera con unos segundos de ventaja respecto a mis rivales.
     
    El día X llegamos temprano a nuestro escenario. Cangas y su fría agua nos reciben engalanadas para la ocasión. Miremos hacia donde miremos tenemos un rostro conocido apoyándonos: mai, pai, Anxo e Iago, Lara, Pepe, directiva del Bricosa Arcade Inforhouse, Manuel, Alberte, los pequeños triatletas y grandes entusiastas de la escuela del club, y amigos, muchos amigos con ganas de gritar y disfrutar.
     
    Corremos unos metros por la arena y ya estamos luchando dentro del agua. Primeros golpes, primeras brazadas, y nos olvidamos de esos 13º del agua, ¿acaso hace frío? Casi sin pensar nos encontramos ya en la primera boya. Voy quinto y ya vemos que Javi planea la "machada" en solitario, acaba de darse la salida y ya somos conscientes de que no lo veremos hasta la meta. Segunda vuelta, seguimos en cabeza, concentrados, disfrutando de las buenas sensaciones, guardando y expectantes.
     
    Vamos en la bici, afrontamos la primera subida y... ¡sorpresa! Eneko Llanos ya está con nosotros. Para no parar de quitarse el sombrero los recitales del mayor todoterreno del triatlón mundial. Aguantamos la subida y en las dos rontondas en bajada pierdo la rueda de ese autobús hacia delante que era el vasco. Los seis que nos quedamos nos entendemos y caminamos bien a relevos. Pero detrás Raña y compañía venían fuerte y nos absorven. Desde allí hasta el final de la bici el ritmo se para. Noya se aleja más y detrás somos cazados con otro grupo con Tovar, del Castillo, Isaac, Óscar y Richard Calle como nombres más fuertes. El ritmo se para y caminamos por los fuertes demarrajes que se suceden. Mis piernas van perdiendo fuelle. Me dan varios tirones en el isquio y trato de hidratarme bien y guardar fuerzas. Hasta el km 40 me toca sufir y mucho. Al final Raña, Eneko, Pakillo, un valiente Dani y un impresionante Richard Calle, se bajan a correr con un minuto sobre nuestro numeroso grupo.
     
    Transición cuidadosa para no despertar al "monstruo calambres" que me aguarda, y ya estamos en los 10km finales. Desde el principio se ve que no va a ser un triatlon normal, la subida y los demarrajes hacen mella en la cara y las piernas de los triatletas. Paso la primera vuelta inusualmente entero y el gentío me proclama las penurias de casi todos. Me sorprendo al rebasar a Fidalgo, un auténtico fenómeno que no va a tener el día, y seguimos progresando. Oscar, Del Castillo, Calle, ... cada adelantamiento supone un extra de confianza, un chute de energía y nuevas ganas de incrementar el sufrimiento.
     
    "Antón valente, íncalle o dente!" la proclama de la pancarta de los pequeños zebras y el griterío de los míos hacen que todo sea un poco más fácil. Hoy no hay sufrimiento, no hay frenos mentales. Svarc, Gomar, Isaac, nuevas "víctimas" en mi camino. ¡Vámos Antón, un poco más! Los gritos de César para que no me conforme. Ultima vuelta, pasamos a un valiente Pakillo y ya somos subcampeones. Sabemos que Josemi lo está pasando mal, últimas fuerzas.
     
    Ultimo giro, última recta de meta. Los últimos metros los paso botando, apretando el puño, chocando manos con el público, riendo,... disfrutando. Subcampeón de España sub23 y séptimo élite. Siento ser egoista, pero lo necesitaba. Me abrazo con mi padre. No puedo más, me siento y todo el sufrimiento que estaba escondido durante la carrera me abruma por un instante. Me caen cuatro lágrimas, de bienestar. Muchas sensaciones diferentes corren por mis adentros a toda velocidad, y yo me dejo llevar. Siento ser egoista, pero lo necesitaba.
     
    Antón Ruanova
  • MI ENTRENADOR

    José es mucho más que un entrenador. Lo que se suele decir un consejero, un padre, un amigo. Además de conocer como nadie sobre el entrenamiento y el rendimiento, su punto especial es el día a sía a su lado. Una mirada es suficiente para que sepa lo que estás viviendo y lo que necesitas. Es un orgullo poder seguir creciendo a su lado.

    ADDRESS

    SHIS QL 16 Conjunto 5 Casa 18.
    71640-255. Brasília. DF. Brasil

    LG Piñeiro De Villestro 38. 15896-Santiago De Compostela. Galicia

    EMAIL

    antonruanova@antonruanova.cc
    antonruanova@gmail.com

    MOBILE

    Only Whatsapp
    +34 656 914 531